ES | CA | AR |

Newsletter

Email

Nombre

Apellidos

Suscríbete

Fabrica dera lan de Vielha

973641815

info.museu@aran.org

DATOS

Tipo: Edificio industrial

Siglo: XIX

Pueblo: Vielha

DESCRIPCIÓN

La fábrica de la lana de Vielha es un ejemplo representativo de la pequeñas industrias textiles desarrolladas después de la segunda mitad del siglo XX en las dos vertientes de los Pirineos centrales. La fábrica fue construida a finales del siglo XIX por Josèp Portolés Viló, vecino de Vielha que aprendió el oficio en Francia, de donde procedía la familia de su esposa. La construcción de la fábrica representa para la comunidad aranesa un paso hacia la modernización y una ayuda en las labores domésticas de las mujeres del valle. En la "Fábrica dera Lan" se explica el funcionamiento de la máquinas propulsadas por la fuerza del río Nere para cardar la lana. Se puede ver por primera vez en la Val d’Aran el proceso de canalización del agua a través de un canal de recogida de unos 200 metros de longitud, cómo se almacena el agua en la pecera del molino, cómo se dosifica el paso del agua para hacer mover los rodillos del molino y cómo giran las piedras.

Jusèp Portolés Fontà (1904-1987), hijo de Rafael Portolés Lafuste, prosiguió la actividad de la fábrica, viviendo exclusivamente de su industria. La manufactura de lana se mantuvo hasta la riada del 1963, que destruyó otra vez el canal exterior de la fábrica. A partir de entonces la maquinaria empezó a funcionar con electricidad. Sin embargo, la producción disminuyó progresivamente hasta el cierre definitivo de la explotación, en los años setenta. Desde entonces ha resistido al paso del tiempo y a la especulación urbanística grácias a la tenacidad de una persona ligada sentimentalmente a la fábrica, la Sra. Isabel Vidal, viuda de Jusèp Portolés Fontà. En 1999 el Conselh Generau dera Val d’Aran decidió adquirir y restaurar este interesante conjunto patrimonial, con el objetivo de convertirlo en un testimonio vivo de la historia contemporánea de la Val d’Aran. La maquinaria de la fábrica tenía como objetivo la transformación de la lana natural en hilo apto para ser tricotado manualmente. Los habitantes del valle llevaban la lana limpia y seca a la fábrica. Los copos se pesaban en una balanza romana y se acordaban el número de madejas así como el grueso de los hilos deseados. La primera etapa del proceso de transformación, en la cual intervenían tres máquinas, se efectuaba en la planta baja de la fábrica. En primer lugar, el diablo, destripaba, abría y separaba los copos de lana. Después, la carda abridora transformaba dichos copos en un velo, que, a menudo, se utilizaba también para hacer edredones y colchones. Finalmente, la carda mechera preparaba la lana destinada a hacer hilo, dividiendo el velo procedente de la carda abridora en unas mechas más finas, que se enrollaban en unos pequeños tubos metálicos. En el desván de la fábrica se ultimaba el proceso de hilado, con la intervención de otras tres máquinas: - La mule-jenny, primero estiraba y torcía el hilo y, después de una pausa, lo enrollaba en el huso. Una sola persona accionaba la máquina. Había que observar muy atentamente su funcionamiento, ya que si algún hilo se rompía había que detenerla enseguida para no estropear todo el proceso. - La torcedora, servía para torcer el hilo y enrollarlo en una bobina, cono o huso, según la cantidad de hilo y el grueso deseados. - La máquina de hacer madejas, era la que culminaba todo el proceso y tenía por objetivo la última torcedura del hilo y la configuración de las madejas. Para esta operación se utilizaba una barra de hierro que, clavada en una de las vigas del techo, facilitaba la tarea de retorcer las madejas.

Tel +34 973 640 018 info@vielha-mijaran.org C/ Sarriulera 2. Vielha 25530 Lleida